Protección Civil cierra la campaña de vigilancia forestal con más de 800 horas e importantes intervenciones como la DANA o incendios

  • Los 21 voluntarios que conforman el colectivo han destinado más del doble de horas que en 2018 y han recorrido 5.245 km en vehículo durante su patrullaje, frente a los 2.128 del pasado verano
  • Desde la agrupación local inciden en la prohibición de lanzar brasas en contenedores y espacios verdes, y hacen un llamamiento al civismo y la precaución, sobre todo en los días de verano de alto riesgo

Tras tres meses de vigilancia forestal ininterrumpida para mantener a salvo del fuego todo el término municipal del Poble Nou de Benitatxell, la agrupación local de Protección Civil cerró el pasado martes 15 de octubre la campaña de verano con un excelente balance. Gracias al apoyo económico de la campaña Previfoc de la Generalitat dotada con 6.724,74 euros, en total, desde que empezaron con su labor el 26 de julio, los 21 voluntarios que conforman el colectivo han destinado 824 horas a esta labor, más del doble que en 2018 ꟷrealizaron 342 horasꟷ, y han recorrido 5.245 km en vehículo durante su patrullaje, frente a los 2.128 del pasado verano.

Ha habido vigilancia de forma ininterrumpida durante todo este periodo, con dos turnos de mañana y tarde formados por dos o más voluntarios. El punto principal de vigía ha sido el Puig de la Llorença, aunque también han supervisado desde diferentes miradores de la localidad o el Tossal Gros. Asimismo, también han destacado la buena relación con los voluntarios de municipios vecinos, con los que han estado en continuo contacto.

Por lo que respecta a las intervenciones, cabe destacar el importante papel que jugaron, junto a la Policía Local, durante los días que duró la DANA, con limpieza de imbornales, la preparación de vallas para el corte de viales por inundaciones y pequeñas actuaciones que se desencadenaron por la tormenta y las inundaciones, como el corte del acceso a la cima del Puig de la Llorença por riesgo de tormenta eléctrica o el cierre de la cala Moraig por fuerte oleaje y riesgo de desprendimientos.

Otras de las incidencias atendidas a destacar son la revisión de la red de hidrantes, tres asistencias sanitarias junto a la Policía Local, cinco asistencias a vehículos, una intervención junto a los bomberos por desprendimientos, dos animales perdidos encontrados y derivados a policía, un taller con los niños y niñas del CEIP Santa María Magdalena, un fuego en un contador y un conato de incendio en la zona Girasoles de la Cumbre del Sol.

En este último caso, la rápida intervención de Protección Civil fue clave para que las llamas no se extendieran y causaran daños mayores. Las causantes del incendio fueron las brasas de una barbacoa mal apagada. En este sentido, desde la agrupación local inciden en la prohibición de lanzar brasas en contenedores y espacios verdes, y hacen un llamamiento al civismo y la precaución, sobre todo en los días de alto riesgo.

La concejala de Seguridad Ciudadana, María José Ivars, ha destacado la gran labor que llevan a cabo los voluntarios año tras año. “La dedicación desinteresada, quitando horas a su vida privada para mantener nuestro municipio a salvo, es impagable. Ahí están siempre que se les necesita para cualquier tipo de emergencia”, ha apuntado la regidora, quien ha hecho hincapié en la rápida respuesta que ofrecen siempre.

Publicado en Uncategorized.